Archivo de la etiqueta: Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos

Sábado de cita

Hace casi 2 años que no íbamos al cine con mi pareja debido a la pandemia pero teníamos muchas ganas de ver la nueva película de Marvvel: «Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos», así que durante la semana compramos nuestras entradas en sala Premier para verla cómodamente. Como por Covid en la sala ya no te llevan la comida, compramos inmediatamente la comida para simplemente ir a pedirla cuando llegáramos.

Imagen de la página de Amulette

Una de las cosas que me tenía más complicada de ir al cine es que, por precaución iba a usar una mascarilla N-95 y no una de las de tela que son las que comunmente uso y, la última vez que utilicé una de esas terminé con la cara ardiendo, roja en toda la zona que cubría la mascarilla, con picazón y despellejandose y se demoró días en volver a la normalidad por lo que, obviamente quería evitar pasar por eso. Normalmente, luego de un día donde he usado mascarillas por horas, llego a la casa a ponerme mi mascarilla Calming Mask de Amulette y con eso logro bajar las molestias pero, en esta ocasión, decidí hacer algo diferente, me puse la mascarilla media hora antes de tener que salir para que mi piel se encontrara full hifratada y, adivinen, llegué a la casa después de star más de cuatro horas con mascarilla y mi cara seguía full hidratada y ningún tipo de rojez. Así que, nuevamente, punto para estas mascarillas maravillosas de amulette y ojo, que recomiendo absolutamente todos sus productos relacionados a beññeza porque ninguna mascarilla me ha decepcionado.

Luego de eso, fuimos caminando hasta el metro para llegar al cine y nos fuimos directamente a nuestra sala después de haber retirado la comida.

¿Qué decirles de la película? Es buenísica, con un casting casi 100% asíatico, con una historia que atrapa y con muchísimas escenas de acción.

La película nos cuenta la historia de Shang-Chi, quien huye de su casa dejando atrás a su padre, jefe de un gran grupo de asesinos y quien lo entrena para convertirlo en uno para vengar la muerte de su madre, y a su hermana.

Shang-Chi lleva una vida normal en Estados Unidos junto a una de sus mejores amigas hasta que su padre manda a sus asesinos para ir a buscarlos.

Cuando la familia se reencuentra, se dan cuenta que su padre se encuentra obsesionado con su esposa muerta y que deben ir en busca del hogar de su madre para evitar que su padre lo destruya y, de paso, también destruya al mundo.

Cada uno de sus personajes está bien logrado, tiene una historia que contar y tienen una personalidad característica. Hay risas y suspenso por igual, como suele haberlo en las películas de Marvel, pero siento que esta supera en rapidez a las anteriores.

Hay dos escenas post créditos para que se queden a esperarlas.

Luego de ver la película pasamos a Urban Decay para comprar un primer de ojos y un labialy luego a Ripley, donde mi pareja se compró una casaca y una polera nuevas.

Como no hacía mucho frío nos decidimos a volvernos a casa caminando y, como no habíamos almorzado más que las palomitas del cine, en medio de neustra caminata nos encontramos con Vapiano, un restorante de pastas y pizza y decidimos comer algo ahí. Yo pedí una pasta Scampi, que lleva camarones (yo y mi amor a todo lo que lleve camarones) y Álvaro una pasta Bolognesa. Ambos pedimos una limonada como bebestible.

Luego continuamos caminando mientras conversábamos de la vida hasta llegar a nuestro departamento.

Fue un día maravilloso.