Día de la matrona: se trabajó y se celebró

El martes 31 de Agosto es el día de la matrona y obvio, debía celebrarlo trabajando.

Estuve desde las 8.30 a.m hasta las 17 p.m. realizando una capacitación sobre Sexualidad a un municipio…fue bastante entretenida hacerla, aunque lo pasé mal viendo que no pusieron decentes las diapositivas ni tampoco me comunicaron que debía hacer una evaluación justo al terminar la capacitación y no al día siguiente como me habían dicho…en fin, full estrés, con el colon mega inflamado…

A las 18 me fui a mi consulta para trabajar hasta las 20.30. Tenía muchísimo sueño pero vamos que se puede.

A la salida me esperaba mi pareja y nos fuimos al departamento. Yo con la imagen en mi cabeza de que me tiraría en el sillón y me pondría a ver reels de instagram para apagar el cerebro…

Pero cuando llegué me encontré con la mesa con muchas cosas que eran regalos para mi.

Quedé con la boca abierta porque de verdad no me esperaba regalos porque la próxima semana íbamos a ir a un spa y cuándo mi apreja me preguntó si quería un regalo por el Día de la Matrona le dije que ese día de spa lo consideraba como un regalo.

Y eran varias las cosas que me esperaban:

  • Una tarjeta de «El principito» que en el sobre decía » Para la gatita princesa matrona más linda e inteligente del mundo mundial». De todos los regalos, fue este el que más me emocionó por todas las cosas hermosas que me escribió. La guardaré por siempre.
  • Unos aros con un collor en color lila. No soy mucho de joyas en invierno, pero en verano suelo ponerme más porque siento que ahí sí que se lucen.
  • Un set de stickers de Happy Planner con diseño «Fitness»
  • Y una especie de pastel del local «La tuleria» que estaba bañado en chocolate negro y blanco. Estaba bien bueno, hay que decirlo.

Acá fotos de lo que recibí:

Se lució con los regalos pero, lo que me gustó más fue su tarjeta…en serio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *