Mi piel luego de haber dejado los anticonceptivos

En Junio de este año dejé de usar métodos anticonceptivos ya que con mi pareja decidimos optar por otro método para evitar ser padres.

Como les conté, tenía pensado infiltrarme vitaminas pero la última limpieza me la había realizado en Julio y me recomendaron primero limpiar y luego hacer la infiltración para realmente ver los efectos, así que fue lo que hice.

Una de mis máximas preocupaciones a la hora de dejar las pastillas anticonceptivas era lo que iba a pasar con mi piel. Llevaba tomándolas desde los 19 años y con el ataque de acné que me dio en mi adolescencia siempre pensé que mis espinillas estaban a raya solo por mi obsesivo cuidado de la piel y las pastillas. Obviamente seguiría cuidando mi piel como siempre pero sin la ayuda hormonal de todos los días, no sabía en qué terminaría.

Los primeros meses mi piel no sufrió mayor cambio. seguía con mi ritual de limpieza diaria y, además, tomando mi medicamento para el acné que me recetó el dermatólogo. El problema fue cuando pasé un par de semanas sin ese medicamento…

Fue en ese momento en que empecé a sentir la piel un poco más grasa y aparecieron los granos en el cuello, tal como la vez anterior, volví al medicamento contra el acné que, al parecer, tal y como me dijo el dermatólogo, tendré que usarlo toda la vida.

La cantidad de puntos negros en mi cara fue en aumento y me salieron unos pocos en mis mejillas, así que decidí hacer lo que me parecía lógico: ir a hacerme una limpieza facial a Zapatitos Rojos.

La limpieza actual fue mucho más larga que la anterior, tenía muchas más imperfecciones en la cara pero no necesité de alguna limpieza adicional pero, lo que cambió, fue la mascarilla, que en esta ocación fue de lavanda con té verde.

El té verde aporta antioxidantes que ayudan a mantener la juventud de la piel y la lavanda es un calmante y equilibrador de nuestro sistema nervioso, especial para pieles jóvenes y reactivas (eso dice la página de zapatitos rojos jajaj).

Luego de la limpieza mi piel quedó mucho mejor, quedando limpia, fresca y libre de la resequedad que me acompañó en las últimas semanas.

Ya que mi piel está limpia, mañana podré realizarme, finalmente, mi Infiltración de Vitaminas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *