[Review] Botox Inoar en Ohlalá! Studio

¡Hola! ¿Cómo han estado? Hoy les traigo una entrada relacionada con el pelo.

Resulta que hace tiempo que estaba chata con mi pelo, lo tenía con muchísimo frizz e indomable (cuando fuimos a Europa parecía un verdadero León), además lo notaba sin brillo y seco, así que, a pesar de que no soy muy aficionada a ir a las peluquerías, decidí que ya era tiempo de no solo entregarle amor a mi piel sino también a mi pelo.

Averigué entre tanto tratamiento que existe y decidí que lo más adecuado para mi pelo era realizarme un Botox Inoar, que restaura las puntas partidad, elimina el frizz y mantiene el cabello alineado y definido sin la alteración de la estructura natural del cabello. Se supone que los lisos quedan más lisos y los ondulados quedan con ondas perfectas.

Lo siguiente que hice fue buscar un lugar donde realizármelo y, por opiniones encontradas en una aplicación, di con OhLalá! Studio, que se encuentra ubicado en Avenida Presidente Riesco 3198, Las Condes, y reservé una hora para un día Sábado.

Bueno, les mostraré algo de mi pelo para que lo conozcan.

Este es mi pelo recién lavado, como pueden ver mi pelo no es liso, sino que es semiondulado y lo teñí hace un tiempo, por lo que está algo seco y sin brillo (aunque recién lavado tiende a brillar mucho más). Si  mi pelo siempre estuviera así yo sería feliz, pero no.

Pero resulta que, con el pasar de las horas mi pelo empieza a perder forma y se empieza a pòner con aspecto seco y a perder brillo aunque le ponga aceites o cremas que lo ayuden a mantenerse hidratado funcionan por el momento y ya luego se sigue poniendo feo.

Así que aburrida, me realice el Botox Inoar esperando a que todo lo que prometía fuera real y lograra controlar mejor mis ondas.

Del local en sí no tengo nada que decir, muy acogedor al igual que quien atendía y la atención muy amable. Lo que más me gustó fue que, por primera vez, un peluquero no trató de convencerme de ocultar mis canas a como diera lugar. De echo, lo que más me gustó fue que me diera ideas para lograr lucirlas más, así que yo creo que el próximo mes me volveré a poner en sus manos para ver el tema de mis canas.

Y es que la verdad es que a mi no me molestan mis canas, a veces me da por teñirme el pelo pero no es porque las canas me molesten, es solo para cambiar un poco.

En el proceso, el peluquero me preguntó si lo quería liso o prefería dejarme mis ondas y pedí que me dejara mis ondas, así que realizó el proceso de acuerdo a esa petición.

El resultado inmediatamente luego de salir de la peluquería fue el siguiente:

Me extrañaba verme tan chascona, así que esperé a ver los resultados luego del primer lavado, ya no estoy tan rulienta pero tengo ondas en mi pelo que me encantan y mi pelo se ve brillante, así que lo amé.

Y el resultado luego de una semana.

 

Me ha encantado el resultado, mi pelo está con ondas más naturales y sin el frizz que tenía antes, además de verse más brillante, por lo que es un tratamiento que recomiendo totalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *