Ámsterdam

Creo que, de todos los lugares que recorrimos, Ámsterdam fue el que se llevó mi corazón.

La gente, sus calles, sus casas, sus canales y sus múltiples museos me dejaron asombrada.

Ámsterdam tiene esa mezcla arquitectónica antigua con la bohemia que se produce durante las noches, esa donde vas caminando por calles donde te ofrecen drogas y donde hay mujeres desnudas ofreciendo sus servicios en escaparates.

Me llamó la atención la cantidad de museos existentes en la ciudad, nos faltaron muchos por visitar pero espero hacerlo en una próxima oportunidad.

A continuación, unas fotos de sus calles…es tan hermosa esta ciudad…

Dentro de los museos que visitamos estuvo el de Anna Frank, pero lamentablemente no se podían sacar fotos. Debo decir que me desgarró entrar en el museo ya que es el lugar donde se escondieron de los Nazis. Tengo buena memoria, así que recordaba pasajes exactos de los libros. El museo cuenta con un guía en diferentes idiomas, así que no hay excusas para no visitarlo.

También fuimos a un Room Scape. Se trata de un juego en donde vas superando con un grupo de amigos distintas pruebas. O sea, superas una prueba y pasas a la siguiente habitación. Tienes un tiempo limitado para hacerlo, generalmente 1 hora. Se los recomiendo mucho, nosotros lo pasamos demasiado bien.

Ahora les mostraré algunas fotos de los museos que visitamos:

El museo de la prostitución.

En este museo una prostituta te relataba cómo era su trabajo. Por lo menos la voz en español era demasiado graciosa.

El museo de la vacas.

No entramos a este pero nos bastó ver la vitrina para saber de qué se trataba.

El museo del queso.

La gracia de este museo es que puedes probar todos los quesos y comprar el que te guste.

Museo Ruks

Museo de la tortura.

Apenas vimos el nombre sabíamos que debíamos ir. Cuenta con todas las máquinas de tortura utilizadas en la época Medieval.

Museo del sexo.

Soy matrona, cómo no iba a entrar al museo del sexo?

Ámsterdam es de esas ciudades en las que viviría. Me enamoré de ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *