Francia día 1

Si bien para ustedes el día aún no acaba, el mío ya está por terminar. Ha sido un día agotador pero muy entretenido.

Salimos del aeropuerto de Santiago En la línea Air France el lunes 25 a eso de las 14.30 de la tarde con rumbo al aeropuerto de París.

Nos tocó un vuelo con muchas turbulencias por lo que no fue nada tranquilo. Fueron tantas que el piloto dijo en una ocasión, con bastante hastío «nos acercamos a una zona de turbulencia, OTRA VEZ…»

Nada que decir de las atenciones recibidas por Air France, desde la gente hasta la comida se merecen un 10.

Para comer te entregaban un menú con 2 opciones más los acompañamientos.

Yo elegí la opción que tenía pollo.

Aparte del plato principal, venia con una ensalada, pan, mantequilla y queso para el pan, agua, una tarta de chocolate, un chocolate trencito y jugo.

Para el desayuno era una especie de pastel de papa.

Con pan, un quequito, fruta, probiotico uno, café, mermelada y queso.

Igual era entretenido porque había una cámara que te mostraba lo que pasaba ahí afuera.

A mitad de la noche, además, nos dieron un mini chocolito. Si, con el frío que hacía sirvieron helado xD.

No tengo fotos de la llegada ya que estábamos muy cargados y fuimos a buscar un chip para poder tener internet en nuestros teléfonos.

Teníamos tanta hambre que después de eso fuimos a desayunar a un café llamado Lisa’s. Yo solo pedí un té porque tenía sed.

Luego de comer ahí fuimos a la casa donde nos alojaríamos. Es de las típicas casa que se arriendan cuando los dueños se van de viaje.

No es mala la opción de tomar este tipo de alojamiento pero no creo que sea lo mejor en invierno ya que por lo menos la calefacción en nuestro caso funciona lo bien que quisiéramos y la verdad es que acá está haciendo demasiado frío.

A todo esto no entiendo como es que alguien puede considerar tener 2 baños, uno con ducha y lavamanos y el otro con la taza del baño pero sin lavamanos. No es eso acaso demasiado incómodo? Igual la tapa de la taza del baño era bien bonita.

Luego de eso fuimos a buscar un sitio para comer y pasamos por fuera del Museo del Louvré, el que iremos a conocer un par de días ya que compramos un ticket que nos permite acceder a las atracciones turísticas con descuento durante 5 días seguidos a 42 euros.

Nos sacamos varías fotos fuera del lugar.

Las calles de Paris son realmente impresionantes por la arquitectura que tienen su casas y edificios.

Incluso andar cerca del Río es bonito.

En una de las tantas calles que recorrimos habían varios negocios de dulces y uno de ellos nos llamó la atención porque tenía macarons en miniatura.

Y chocolates también!

Por último fuimos a almorzar. No recuerdo el nombre del lugar pero quedaba cerca de la Torre Eiffel y me serví un salmón al pesto con arroz y un jugo. Creo que descubrí que el pesto me hace mal xD.

Y por último pude conocer la Torre Eiffel que estaba muy iluminada y en ocasiones parpadeaba. Era hermosa.

Ha sido un día muy agotador pero mañana se viene mejor pues nos arrancaremos a Heidelberg.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *