Visita a mamá, ¿qué llevo en mi bolso?

¡Hola!

Este fin de semana recién pasado fui a visitar a mi mamá a Concepción. Originalmente iría de Jueves a Domingo pero, debido a la nevada en Santiago y al no saber cómo estaban mis hurones con el frío, mi mamá me animó a devolverme el día Sábado ya que me vio demasiado preocupada ya que estaban solos debido a que mi pareja viajó a Concepción el Viernes en la noche, justo el día de la nieve.

En esta ocasión viajé con una mochila y un bolso ya que los regalos que llevaba me ocupaban demasiado espacio. de vuelta el bolso estaba casi vacío.

Les mostraré, entonces, qué fue lo que llevé cundo visité a mi madre.

El bolso es uno Head en color rosado con el compartimiento principal y 2 bolsillos laterales que, en realidad, nunca ocupo. Es un bolso bastante grande y amplio por lo que caben muchísimas cosas. No es un bolso rígido por lo que se puede doblar una vez que ya está vacío.

Dentro del bolso metí diferentes artículos, entre ellos, los regalos que debía del Día de la Madre y el regalo para mi sobrino de su cumpleaños y el del día del niño.

A mi mamá le regale una de las famosas paletas de inglot que vas armando con los colores que tu quieras. me había pedido que yo se la comprara y luego ella me la pagaba pero preferí regalársela yo.

A mi sobrino acostumbro a regalarle cosas que le sirvan, no lo lleno de jugetes así que en nesta ocasión le regalé un asiento con la cara de un oso donde podía guardar cosas en su interior y un bingo con diferentes profesiones. Me impresioné con la facilidad con la que jugó, inmediatamente supo como jugarlo y con suerte va a cumplir tres años.

Y, por último, llevaba el regalo para la pareja de uno de mis amigos que fueron padres este año y que hablaba sobre crianza respetuosa.

Lo siguiente fue la ropa. Concepción es muy helado en estas fechas por lo que llevé cosas que me abrigaran ya que, además, se pronosticaba lluvia para el día Viernes. Y cuando en Concepción llueve lo hace con ganas.

En esta oportunidad llevé un chaleco de lana tejido por mi mamá (¡lo amo!), un chaleco blanco invierno que deja los hombros al descubierto, un chaleco de corazones, un beatle delgado y jeans.

Además, no podía olvidar mi pijama, en esta ocasión de polar para no morir de frío ya que la casa de mi mamá es muy helada.

También llevé unas pantuflas estilo calcetas gruesas que en la planta tienen una plantilla para evitar deslizarte.

Además, llevo un bolso con todos mis productos de belleza. Siempre llevo muchos productos porque a mi mamá le encanta ver qué estoy usando y aprovecha de probar algunos.

Mi mochile es una Head, modelo Terios 2017 de 24 litros. Es una mochila bastante amplia y es la que utilizo para ir a trabajar. Tiene un bolsillo interior amplio, otro bolsillo frontal con organizador y un bolsillo secreto.

En la mochila llevaba aquellas cosas que no quería perder de vista como mi notebook,  mi IPad y mi IPod.

También llevé mi diario de las Mañanas Milagrosas y el libro Ecología prenatal de Michel Odent que estoy leyendo también en las Mañanas Milagrosas.

Mi Bullet Journal y mi libreta de apuntes ya que debía escribir un ensayo para mi diplomado.

Otro libro que llevé fue  Más allá del Invierno de Isabel Allende junto a mis notas de estudio para mi curso de aponés

Los estuches que ven corresponden a mi estuche de lápices, mi cosmetiquero, el estuche que ocupo para llevar el cargador portátil del teléfono y la Hello Kitty que ven ahí es el estuche de mis lentes.

Por último llevo mi billetera, mi tarjetero donde llevo todas mis tarjetas de presentación y mi paraguas.

Sinceramente siento que acá llevé muchas cosas innecesarias sobre todo porque, como hubo tormenta el internet no funcuionaba y, para lo que llevé el computador no me sirvió de nada. Supongo que para la próxima vez no lo llevaré a menos que tenga algo urgente que hacer.

¡Nos vemos en una próxima entrada!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *