¿Sabías que nuestra piel sufre con el frío?

Los climas extremos siempre pueden terminar dañando nuestra piel, sobre todo la de la cara que se encuentra más expuesta a las inclemencias del calor y/o frío.

Ahora que estamos en un otoño cuyas temperaturas se han caracterizado por estar cercanas a cero, debemos preocuparnos por cuidar aún más nuestra piel pues este frío extremo puede favorecer la resequedad y la aparición de arrugas en nuestra piel ya que es la deshidratación el principal problema que causa el frío en nuestra piel.

Tal como les conté en esta entrada, mi crema de cara se trataba de Vanishing Cream de Lush pero, a medida que las temperaturas iban bajando, sentía mi piel cada vez más reseca por lo que decidí que ya era tiempo de cambiar de crema, por lo menos durante el otoño/invierno.

La crema que elegí es una de The Body Shop que está enriquecida con Vitamina E (aunque, para ser sincera, la vitamina e es su componente número 15 más o menos). La descripción que la tienda nos hace de ella es la siguiente:

La piel necesita agua para permanecer tersa e hidratada. Nuestra tecnología puntera “Aqua Sphere” contiene esferas hidratantes microscópicas que son como esponjas capaces de retener cientos de veces su propio peso en agua. Estas esferas hidratantes actúan como pequeños depósitos que liberan progresivamente la hidratación sobre la piel. Cada envase contiene más de dos millones de esferas que aportan 24 horas de hidratación a la piel. 
Además, contiene germen de trigo, rico en Vitamina E, junto con el aceite de soja de Brasil y la manteca de karité de Ghana de Comercio Justo con Comunidades para añadir hidratación.
Llevo tiempo probándola y no me ha convencido del todo y no solo porque la vitamina e no sea uno de sus principales ingredientes, sino porque al aplicarla y al manejarla sobre la piel aparecen esos como pellejitos de cuando tienes la piel sucia y aún más cuando después aplico el protector solar, es peor todavía. Siento que me hidrata pero no es algo increíble ni me aporta la hidratación durante 24 horas.
No creo que vuelva a repetir esta compra.
Pero a lo que íbamos, el frío y sus efectos sobre la piel. Una de las consecuencias del frío es que se contraen los capilares sanguíneos por lo que llega menos cantidad de nutrientes y oxígeno a nuestra piel, haciendo que se vea más opaca ya que disminuye la producción de colágeno y ácido hialurónico, que son quienes retienen el agua en nuestro rostro, así que ¡taran! se nos reseca la piel y se nos forman esas arrugas que aún no queremos que se nos marquen porque hasta la renovación celular se ve afectada.
Entonces, ¿cómo podemos mantener nuestra piel hermosa aún en invierno? Acá te traigo algunos tips:
–  Una buena crema hidrante.
–  No, las duchas hirviendo no son la solución, basta con que sea tibia para lograr hidratarla.
– Toma 2 litros de agua, obvio.
 Por mucho que esté helada el agua en la mañana, no es excusa para hacerte la loca con tu rutina de limpieza, así que a seguir manteniéndola como siempre.

Espero haberlas ayudado con algunos tips para seguir manteniendo sus pieles bellas ?

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *