¿Por qué no me gustan las toallas desmaquillantes?

Hace unos días atrás, una usuaria de un grupo que sigo en Facebook me llamó colorienta por decir que por mi piel jamás ha pasado una toallita desmaquillante porque las encontraba perjudiciales para la salud de nuestro rostro.. Su argumento era que no podía negarme tan categóricamente a usar un producto que había sido diseñado para hacernos la vida más fácil y que, por consiguiente, no podía hacernos mal.

Claro, viéndolo desde ese punto de vista, ¿cómo algo que nos ayuda a quitarnos el maquillaje en solo minutos puede hacernos mal? ¡Si al final nos facilita la vida!

El caso es que sí, si nos hace mal sobre todo si esa es nuestra forma en que cotidianamente nos desmaquillamos. Es como si a un auto lleno de polvo le pasáramos un trapo para limpiarlo. ¿Queda limpio? No ¿Cuándo queda limpio? Pues cuando le realizamos la limpieza en profundidad, como corresponde.

Le pasa lo mismo a nuestra piel cuando solo desmaquillamos con estas toallas. Estas toallas si bi9en nos quitan el maquillaje no limpian en profundidad en nuestra piel por lo que por más que las pases y pases y creas quitar todo el maquillaje, resulta que tu piel continúa sucia, ya que quedan en nuestra piel resto de elementos que las componen, como emulsionantes, por ejemplo, que pueden ser irritantes para nuestra piel y que incluso puede ayudar a la aparición de los tan molestos granitos.

Además, la forma en que movemos la toalla sobre nuestra piel para sacar hasta la última gota de maquillaje, sobre todo si a prueba de agua, no es muy amigable que digamos, sobre todo en la parte de los ojos, lo que puede ayudar al envejecimiento prematuro.

Ahora, si tienes acné, olvídalo, ni se te ocurra usar este tipo de toallas que pueden llegar a esparcir las bacterias que lo están produciendo haciendo que tu caso empeore. Y no creo que quieras eso, ¿o sí?.

Es por eso que yo digo #NoALasToallasDesmaquillantes

Ahora, si forma parte de tu rutina y no quieres renunciar totalmente a ellas, te recomiendo que solo las uses en casos absolutamente necesarios y que elijas aquellas sin perfume, que terminan irritando aún más la piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *