En Abril damos inicio al reto minimalista

En este intento de hacer una vida más simple, he decidido que desde el 1 de Abril, iniciaré el reto de los 30 días minimalistas. Al final del reto les haré un resumen de cómo resultaron esos 30 días.

La idea es aplicar pequeños cambios en tu vida que te harán reflexionar y, quien sabe, adquirir un nuevo hábito con el tiempo. Puede que en un principio te cueste un poco, pero luego irás agarrándole el gusto y ¡lo disfrutarás!

¡Ojalá ustedes también se animen!

Les dejo el reto, traducido por semillas solares.



1. Manténte alejado de malas noticias

Los medios sociales,  noticias, periódicos, informativos y artículos interminables que drenan nuestra energía y nos mantienen en un estado de distracción constante y miedo. Así que hoy: Cierra internet, desenchufa la televisión y a disfrutar de la tranquilidad de permanecer desconectado.



2. Medita durante quince minutos

La meditación reduce el estrés y la ansiedad y te da un montón de energía extra y la claridad mental. Tan solo 15 minutos pueden aportarte muchos beneficios.



3. Desorden Digital

Igual que mantenemos limpio nuestro entorno hoy toca hacer limpieza digital: limpia tu escritorio, elimina los archivos e imágenes que no necesitas más y establece una estructura de carpetas sencillas, sin complicaciones.



4. Día sin quejas

Quejarse nunca es productivo y es un catalizador para atraer pensamientos negativos. Ponte a prueba a no
quejarte de nada ni de nadie durante el día de hoy. Acepta las situaciones y sigueadelante o encuentra una solución. Pero por favor ¡Deja de quejarte ya!



5. Identifica tus prioridades

Por encima de todo, el minimalismo te ayuda a averiguar que es lo más importante en tu vida y cómo incorporarlo a tu día a día. Hoy: profundizar y hacer una lista de tus 3 principales prioridades en la vida.



6. Un ritual mañanero

Comienza el día con un ritual relajante y energizante por la mañana, en lugar de ir corriendo a  revisar el correo electrónico, whatsapp o redes sociales. Medita, escribe, puedes hacer yoga o visualizar un día maravilloso y lleno de alegría. ¡Funciona!



7. Tu lista de favoritos

Hoy toca reducir tu lista de favoritos, darte de baja o borrar la interminable lista de páginas a las que nunca accedes. Sólo mantén aquellas que sean significativas para ti y que te aporten algo bueno en tu vida, que te inspiren y ayuden a sumar, no a restarte energía.



8. Disfrutar de la soledad

Pasa al menos 1 o 2 horas a solas contigo, no enciendas el televisor ni pongas la radio. Presta atención a lo que sientes al estar a solas contigo, aunque puedes estar cocinando, limpiando o leyendo, anota las emociones que van surgiendo o los pensamientos que tienes. ¿Estás a gusto o a disgusto contigo?



9. Reduce los productos de belleza

Mira cuántos productos de belleza tienes y cuántos utilizas.  Escribe una lista de todo lo que utilizas de forma regular desde la cabeza hasta los pies. ¿Puedes prescindir de muchos de ellos? Para estar limpio no es necesario tantos productos.



10. Sin internet hasta el almuerzo

Usa las primeras horas de la mañana para hacer otras cosas que no sea dedicárselas a internet hasta la hora del almuerzo. Verás que eres más productivo y por la tarde tendrás más tiempo para ti.



11. Revisa tus compromisos

Anota todos tus compromisos habituales, es decir, responder correos, devolver llamadas de teléfono, contestar mensajes y otros similares. Honestamente, ¿Cuáles de estos los mantienes por obligación y con cuáles realmente disfrutas o son significativos para ti?



12. Define tus metas

Establecer algunas metas te aportará motivación, que no te vuelvas pasivo y ayuda a alinear tus acciones diarias con tus verdaderas prioridades. Hoy te toca seleccionar 1 o 3 metas para alcanzar este año. Se realista, de lo contrario, te puedes frustrar y no se trata de eso.



13. Ordena los armarios

Revisa tu vestuario, qué hay, qué usas y qué no usas desde hace tiempo, qué puedes regalar o donar a alguna asociación. Si ante alguna prenda estás dudando…regálala, seguro que pasará otro año sin que te la pongas.



14. Aprende algo nuevo

Aprender algo nuevo amplía horizontes y puede ser muy divertido! Puede ser algo por lo que siempre has tenido curiosidad, algo que siempre postergas, puedes apuntarte a un grupo y conocer gente nueva.



15. Examina tus hábitos

Echar un vistazo más de cerca a los hábitos cotidianos, a la rutina de las mañanas, a la forma de trabajar, de alimentarnos, de las pocas o muchas actividades. ¿Qué hábitos podrías mejorar, cuáles necesitas cambiar? ¿Qué cosas nuevas o diferentes podrías hacer?Para tener resultados diferentes, hay que hacer cosas diferentes.



16. No compre nada por 24 horas

Romper con el hábito poco saludable de consumir sin consciencia. No compres nada durante 24 horas.

Siempre hay algo con lo que alimentarnos en casa.

También puedes aprovechar este día para hacer un semi ayuno y purificar tu organismo.



17. Céntrate en una sola cosa

Nada drena tanto nuestra energía que cambiar constantemente de tareas o hacer varias cosas a la vez. Practica centrarte en una cosa a la vez.

No malgastarás tu energía y serás más productivo a la vez que, estarás más sereno.



18. Revisa la lista de amigos.

¿Para qué quieres seguir almacenando datos de personas con las que no te ves, ni hablas, ni sabes nada de ellas desde hace mucho tiempo?

Tener una lista infinita no significa tener infinitos amigos.

Hoy toca hacer limpieza de los “amigos invisibles”.



19. Dar un paseo y practicar la atención plena

Las caminatas son una gran oportunidad para practicar la atención. Elige una ruta familiar y presta total atención a su entorno, con todos tus sentidos. Te sorprenderás de la cantidad de cosas nuevas que
descubres y volverás más fresco y radiante.



20. Cambiar la tele por la lectura

Todos los dispositivos electrónicos emiten una radiación que perturba nuestra producción de melatonina y reduce la calidad del sueño. Así que, en vez de estar delante de la tele, hoy nos acurrucamos en el sofá con un buen libro. Desconecta los aparatos electrónicos por hoy.



21. Escribir

Escribir ayuda a organizar los pensamientos. Sentarse durante al menos veinte minutos para escribir sobre cualquier cosa que se te ocurra. Si te gusta, considera incorporar esta actividad en tu día a día, de forma regular.



22. Relajarse antes de acostarse

Ir a la cama de buen humor y relajados es garantía de tener un buen descanso. Podemos escribir, leer un buen libro, tomar una taza de té, escuchar música relajante, darnos un baño caliente …



23. Ir al natural

Volver a examinar lo que consideras esencial para tu higiene personal, y aunque sólo sea por hoy, prueba a no maquillarte, ni usar perfumes ni desodorantes. Seguro que descubres que muchos de los productos que pensabas que eran imprescindibles, ahora los verás como opcional.



24. Practicar la gratitud

Ser conscientes y apreciar las pequeñas y grandes cosas que son parte de nuestra vida.  Escribe una lista de todo por lo que estás agradecido en la vida.

Durante el día de hoy da las gracias a las personas con las que te encuentras, al hacer la compra, en el trabajo, por la calle, esperando el autobús…



25. No planifiques este día

En nuestra cultura, estamos acostumbrados a hacer el máximo de tareas cada día y por ello, necesitamos planificar el día para que nos rinda mucho.

No planifiques nada para este día, déjate sorprender, se valiente y déjate llevar, confía y disfruta.



26. Identifica tu estrés

El primer paso para reducir la tensión diaria es identificar los factores desencadenantes  de estrés. Prueba
esto: Toma nota de las actividades que te estresan o haces por compromiso. Una vez que haya identificado los factores desencadenantes del estrés, haz modificaciones en tu vida para cambiar esa situación.



27. El cajón de los trastos

Deshacerse del desorden puede tener un efecto casi terapéutico, ya que ayuda a limpiar las diferentes emociones que también solemos guardar “en un cajón”. Aprovecha esta terapia y limpia el cajón, las cajas, el trastero o el lugar más desordenado de tu casa.



28. Revisar las metas

La clave para lograr las metas es que sean realistas.  En lugar de perseguir las cosas que crees que deberías
querer, revisa tus falsas creencias. Dejar de lado las metas que no sean significativas para ti. ¿Estás haciendo algo para que se hagan realidad o sigues haciendo lo mismo de siempre?



29. Otro días sin noticias

Se puede vivir sin noticias del exterior.

Además, los informativos, periódicos y ciertos artículos no te aportan nada bueno para tu vida, te restan energía y condicionan tu forma de pensar.

Otro día sin noticias es muy buena terapia.



30. Evalúa tus últimas compras

Desarrollar hábitos de consumo más éticos y menos consumistas es clave para vivir una vida más sencilla. Revisa tus últimas cinco compras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *