De camino a una vida “Zero Waste” o “Residuo Cero”

Hace mucho tiempo que me viene preocupando el tema de la basura, de la cantidad gigante de basura que generamos y que podríamos evitar, de que tenemos un continente en el océano que está solo formado por basura y que, sinceramente, ninguna política pública hace nada por solucionarlo.

Preocupada por el tema empecé a buscar información en internet sobre cómo generar menos basura  y llegué hasta el concepto de “zero waste” o “residuo cero” y me encontré con mucha gente preocupada por este tema y tomando cartas en el asunto hasta tal punto que generan una cantidad de basura equivalente a la que cabe en un frasco de vidrio mediano…¡En un frasco de vidrio! Pero que maravilla sería llegar a eso, llegar a no generar prácticamente basura.

Así que empecé a leer mucho más sobre ese tema y me he encontrado con que en otros países muchos productos se venden a granel, incluidos productos como la leche o el yogurth, donde puedes llevar tu bolsa de género, botella de vidrio o envase de vidrio para comprar. Gente que prepara sus propios productos para el cuidado de la piel. Que ya no utiliza algodones ni toallas de papel para desmaquillarse sino que usan paños de género. Que llevan su propia bolsa de género, que llevan sus propios cubiertos para evitar usar de plástico. Que hacen su propio composte…que tomaron real conciencia sobre la basura que generamos…

¿Y cómo lo lograron? Aplicando 5 reglas: Rechazan, Reutilizan, Reincorporan y Reciclan, en ese orden. Sí, como lo leen, la última real es reciclar porque lo principal acá es rechazar, rechazar envoltorios plásticos, rechazar la basura que viene con el producto, rechazar el consumismo para que, lo que tengamos que reciclar sea lo mínimo porque, no olvidemos, no todo se recicla.

Así que también quise meterme en ese mundillo, también quise reducir mi basura a lo mínimo por lo que empecé a hacer mi propio composte utilizando la basura orgánica en una planta que tengo y que jamás había estado tan bonita. Intenté llevar mi propia bolsa de género para cuando fuera a comprar aunque muchas veces se me olvidaba, traté de comprar con la menor cantidad de envoltorios posibles y así y así…

PERO, tengo pareja y me ha costado un mundo hacerlo entender, va al super y olvida la bolsa de género por lo que llega con muchas bolsas plásticas, con muchas cosas envueltas en plástico y me desespero…así que ha llegado la hora de ponerme más firme y reducir mi basura a lo mínimo.

Espero que se entusiasmen, que también quieran vivir una vida sin residuos, que tomen conciencia de que al mundo lo estamos destruyendo, que ya no da más de basura y que no nos sirve de nada esperar a que el gobierno tome cartas en el asunto…ya sabemos que nada de esto lo toman en cuenta…