Me carga la gente desubicada

Soy matrona y, con total sinceridad, debo decirles que no me molesta responder preguntas de mis amigos o conocidos de caracter personal o que me signifique enterarme de cosas de las que en realidad no me gustaría enterarme. Tengo siempre buena dispocisión y, si no contesto de forma inmediata puede ser porque esté trabajando o no me haya enterado de que tengo esa pregunta en mi bandeja de entrada, sobre todo porque no tengo facebook instalado en mi celular.

También, de mis pacientes particulares, les tengo dicho cuál es mi horario de trabajo y, si es que es una embarazada, también les digo cuáles son los signos de alarme por los que llamarme a las 4 de la madrugada es absolutamente justificable.

Por otro lado, en mi trabajo, tengo un horario de trabajo el cual respeto por lo que luego de las 17 horas no respondo absolutamente ningún mensaje ni llamada ni nada ya que las alumnas del liceo donde trabajo tienen mi celular por lo que, si me llega un mensaje después de las 17 horas los respondo a las 8 de la mañana siguiente.

¿A qué va esta introducción? A que encuentro desubicado no darte cuenta que TODOS tenemos un horario de trabajo y que si no es por una urgencia no se justifica ser insistente.

Me han pasado 2 situaciones desagradables. La primera, un conocido, de mi edad, a las 3 de la mañana me mandó un mensaje diciéndome que se le rompió el condón y que no sabía qué hacer. Yo a esa hora estaba durmiendo por lo que, obviamente, no me di cuenta que tenía ese mensaje. Como “tuve la ocurrencia de no contestarle” a las 3 de la mañana me mandó un montón de mensajes ofensivos diciendo que “claro, como él no me pagaba yo no le respondía”. No weón, estaba durmiendo a esa hora.

La segunda fue hace un par de semanas: una adolescente a la que le había mandado un mensaje el día lunes contándoles que no habría atención ese día, me mandó un mensaje a las 5.40 de la mañana que decía: “le puedo hacer una pregunta?”. A ver, eran las 5.40 de la mañana, me había acostado a la 1, tembló a eso de las 3 y algo y entre que juntaba cosas para mis hurones en caso de tener que arrancar, me volví a dormir como a las 4…¿y me viene a preguntar a las 5.40 de la mañana si podía preguntarme algo? (y aunque me hubiera acostado a las 22 y no hubiera temblado, NADIE MANDA UN MENSAJE A LAS 5.40 DE LA MAÑANA PREGUNTANDO SI PUEDE PREGUNTAR ALGO) y más encima, como tuve la desfachatez de no estar disponible a esa hora tiene el descaro de llamarme en no menos de 5 oportunidades entre las 6 y las 6.30 a.m ¡EN SERIO! No le contesté simplemente porque la puteada que le iba a mandar iba a ser épica.

En serio, no hagan este tipo de cosas porque molestan y cansan y al final uno opta por no entregar el número de celular y se ahorra todos estos problemas. Si no contestamos a las 3 de la mañana un mensaje es porque claramente estamos durmiendo y, si sientes que es demasiado urgente, no sigas insistiendo llamando (a menos que estés en trabajo de parto)  sino que anda mejor a una urgencia y lo solucionas porque es imposible para nosotros hacer evaluación física a través del celular. Y, si no quieres ir a la urgencia, espera la respuesta de quien le pregubtaste.

 

 

Autor entrada: Veronica

Matrona. Soy una convencida de que nuestra piel debemos cuidarla a conciencia y que no debemos sentirnos incómodas si un día salimos de casa sin él. Es por eso que he investigado bastante sobre distintos cuidados para la piel y es lo que vengo a contarte en el blog. Además, amo las agendas y el minimalismo. Te invito a mi mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *