Feb 02

¿Cómo cuidar la piel después de un turno de noche?

           Imagen de quesabeshacer.es

Quienes trabajamos con turnos, ya sea en el área de la salud o en cualquier otro trabajo donde tus horarios sean con turnos, sabemos que los turnos noches son un verdadero asesino para la salud de nuestra piel (y para la salud en general) y es que esta se maltrata tanto que pareciera que te pegaste el carrete más duro de tu vida.

¿Alguna vez has visto tu piel luego de un turno de noche? Yo sí lo hice y desde entonces su cuidado se transformó en prioridad luego de salir de un turno. Resulta que la  piel se vuelve más grasa, sus poros  están más abiertos y se ve como “sucia”, sin vida y con las líneas de expresión más marcadas.

Fue entonces que decidí que no podía dejar que mi piel envejeciera  de esa forma y me puse manos a la obra. Los cuidados de la piel los dividiremos en tres: antes, durante y después del turno.

¿Qué debemos hacer ante un turno de noche?

  1. Una buena opción es usar una mascarilla hidratante antes del turno ya que lo que más perderá tu piel será hidratación de forma continúa. Quienes trabajan en hospital deben saber que las luces que se utilizan en esos recintos deshidratan aún más la piel, aparte de mancharla con el paso del tiempo.
  2. Usa crema corporal hidratante, no solo tu cara pierde agua,sino que tu cuerpo también se reseca.
  3. Antes de entrar al turno, procura haber tomado por lo menos unos 2 litros de agua. Por supuesto que hay que hidratarse durante el turno, pero uno nunca sabe si habrá tiempo de hacerlo mientras se trabaja.
  4. Limpia muy bien tu cara como si te fueras a dormir, solo que después ponte tus cremas de día, incluido el protector solar. Piensa que si hiciste esta rutina en la mañana y no la repites durante la noche tu cara pasará más de 24 horas sin una limpieza y eso hará que tus poros se tapen y aparezcan las desagradables espinillas. En esta entrada te muestro cómo limpio yo mi piel.
  5. Mientras menos maquillaje, mejor. Tu piel respirará con mayor libertad y le darás algo de tiempo para descansar. Piensa que generalmente hay aire acondicionado, lo que reseca mucho más tu piel.
  6. Toma agua durante el turno, puede ser té o agua, trata de que no sean bebidas azucaradas porque subirás de peso y no te hidratan nada, además de que el azúcar ayuda a envejecer más rápido.
  7. Luego del turno vuelve a limpiar tu piel lo antes posible y en profundidad. Como tu piel sufrió demasiado durante el turno (aunque este haya estado tranquilo), recomiendo las cápsulas de vitamina E para que se recupere, ¡pero no te las comas!, sino que hazle un pequeño agujero a una cápsula para que libere el aceite (las cápsulas de vitamina E son muy blandas) y pásatelo por la cara como si fuera tu crema de siempre. En esta entrada te muestro las vitaminas que utilizo para mejorar mi piel.
  8. Vuelve a hidratarte.
  9. Descansa, debes descansar para que tu piel también lo haga.
  10. Despierta y vuelve a hidratarte, vuelve a limpiar tu cara y a hidratarla con tu crema favorita. Si sientes que tu piel está más seca, podrías aplicarte una mascarilla hidratante.

Espero que mis consejos les hayan servido luego de 3 años de turno. Durante mi primer año no era tanto el cuidado que le daba ya que, como llegaba tan cansada del turno llegaba solo a dormir y ya las líneas de expresión de la boca se me estaban marcando. Cuando vi eso decidí tomar cartas en el asunto y nunca más se volvieron a marcar.

¡Nos vemos el Domingo en una nueva entrada!

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.